Los pterigium, o "palmeras", están constituidos por una masa de tejido anómalo que crece sobre la córnea a partir de la conjuntiva nasal y que pueden llegar a afectar a la visión¿Qué son los pterigium?

Los pterigium están constituidos por una masa de tejido anómalo que crece sobre la córnea a partir de la conjuntiva nasal y que pueden llegar a afectar a la visión. Deben distinguirse de las pinguéculas, que no invaden la córnea, y de los pseudopterigium, que suponen la respuesta a una patología corneal subyacente.

Problemas que pueden llegar a generar

  • En la mayoría de los casos, cuando la afectación es leve, suele producir dos tipos de alteraciones: la irritación ocular frecuente y/o problemas estéticos.
  • En casos más avanzados puede dar lugar a un astigmatismo corneal, de cantidad variable, o incluso a una reducción de la visión por invasión corneal.
  • Sólo en los casos más severos, a veces intervenidos en varias ocasiones, se pueden añadir problemas de visión doble por dificultad en los movimientos del ojo.

No es frecuente que este tipo de lesiones involucionen espontáneamente, pero sí que, en ocasiones, son capaces de perder su actividad y dejar de crecer.

Tratamiento

Existen algunos tratamientos con colirios capaces de reducir o eliminar las molestias que producen estas lesiones, pero cuando todo ello no es suficiente se puede recurrir a la cirugía para su eliminación.

Dicha cirugía únicamente actúa sobre la superficie externa del ojo, por lo que minimiza los riesgos inherentes a cualquier intervención quirúrgica. Aún así, es posible que el pterigium regrese tras un tiempo, momento en el cual se podría volver a intervenir.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario