¿Qué es la degeneración macular asociada a la edad (DMAE)?

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad ocular que afecta a la parte central de la retina, provocando una disminución de la visión en la zona central a consecuencia de la cual, es la principal causa de pérdida de agudeza visual en las personas mayores de 60 años.

La degeneración macular (DMAE) es una enfermedad de la retina, que es la capa sensible a la luz del fondo del ojo. La mácula es pequeña, y es la porción central de la retina, necesaria para la denominada visión central ó visión de fijación que es la que permite leer, conducir vehículos o reconocer la cara de una persona.

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es una enfermedad ocular que afecta a la parte central de la retina, provocando una disminución de la visión en la zona central a consecuencia de la cual, es la principal causa de pérdida de agudeza visual en las personas mayores de 60 años.Hay varios grados de lesiones asociadas al término DMAE, que van desde aquellos grados que casi no afectan a la agudeza visual, hasta los que provocan una pérdida total de la agudeza visual.

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) no causa una ceguera total, porque las zonas de la retina situadas alrededor de la mácula continúan proporcionando una visión lateral.

Hay dos tipos de DMAE: la seca y la húmeda.

Degeneración macular seca

La edad proLa edad provoca que las células de la retina se vuelvan menos eficientes, empiezan a aparecer depósitos llamados drusas debajo de la retina que pueden ser detectados en la exploración rutinaria del fondo del ojo por el oftalmólogo, así como también mediante fotografías de la retina.voca que las células de la retina se vuelvan menos eficientes, empiezan a aparecer depósitos llamados drusas debajo de la retina, que pueden ser detectados en la exploración rutinaria del fondo del ojo por el oftalmólogo o también mediante fotografías de la retina. El problema de las drusas es que a pesar de ser asintomáticas cuando son pequeñas y están en poca cantidad, pueden llegar a originar una disminución de la visión cuando aumentan en número y tamaño.

La visión también se puede afectar cuando existan alteraciones pigmentarias en el epitelio pigmentado de la retina. Estos dos tipos de alteraciones en la mácula, son conocidos como degeneración macular “seca”, que es la forma más común. Actualmente no se conoce ningún tratamiento eficaz para su tratamiento.

Degeneración macular húmeda

La degeneración macular húmeda es poco común, pero causa una disminución de agudeza visual más severa. Esta se produce cuando existen vasos anómalos que crecen por debajo de la retina, originando hemorragias y pérdida de líquido intravascular. La visión puede nublarse y distorsionarse de forma inmediata.

En algunos casos de DMAE húmeda el tratamiento con láser puede ser efectivo para destruir estos vasos sanguíneos anómalos, ralentizando o evitando una pérdida de visión futura. La DMAE húmeda no puede ser tratada siempre con láser y se están probando otros tratamientos alternativos mediante medicamentos y procedimientos quirúrgicos.

Procedimiento de auto-chequeo o auto-test

La rejilla de Amsler se utiliza para detectar la degeneración macular. Este test consiste en mirar a un cuadrado cuadriculado con un punto en el centro, que debe ser presentada a la distancia habitual de lectura (30 cm), llevando el paciente puestas las gafas de lectura. El paciente debe taparse un ojo, y con el otro debe fijar su mirada en el punto central de la cuadrícula, viendo simultáneamente los cuatro ángulos de la misma. Las líneas de la cuadrícula deben ser vistas rectas y continuas tanto de arriba abajo como de izquierda a derecha. Si esto no ocurre, bien porque se ven las líneas torcidas o discontinuas, o bien zonas borrosas de la cuadrícula, el paciente debe acudir inmediatamente a consultar con el oftalmólogo, con el fin de diagnosticar la enfermedad lo más precozmente posible.