¿Qué es?

Una ecografía ocular y orbitaria es un examen para explorar los globos oculares y los tejidos contenidos dentro de las órbitas, permitiendo medir su tamaño y valorar las características de las diferentes estructuras exploradas.

¿Cómo es el examen?

El examen se realiza generalmente en la propia consulta del oftalmólogo o en una sala de exploración anexa.

El paciente usualmente se sienta en una silla. Se utilizan gotas anestésicas (se insensibiliza el ojo con un medicamento). El transductor de ultrasonido se coloca contra la superficie frontal del ojo, y otras veces sobre los párpados.

En la ecografía, se emplean ondas sonoras de alta frecuencia que viajan a través del ojo y los ecos reflejados de dichas ondas forman una imagen de la estructura ocular. El examen completo dura alrededor de 15 minutos.

Existen dos tipos de ecografías:

  • Para una ecografía A , la persona mirará directamente hacia adelante.
  • Para una ecografía B, la persona mirará en múltiples direcciones.

Preparación para el examen

No se necesita ninguna preparación especial para este examen.

Lo que se siente durante el examen

El ojo se insensibiliza, por lo que la persona no siente ningún tipo de molestia. Es necesario utilizar un gel conductor que interpuesto entre los tejidos y la sonda para mejorar la conducción de los ultrasonidos. Se le puede solicitar a la persona que mire en diferentes direcciones para mejorar la imagen de la ecografía y o de manera que se puedan visualizar diferentes áreas del ojo.

El gel colocado en el transductor de ultrasonido puede escurrirse por las mejillas, pero no originará ningún dolor o molestia.

Razones por las que se realiza

La ecografía puede examinar la parte más profunda del globo ocular cuando la persona tiene cataratas u otras afecciones que le dificulten al médico la exploración del interior del ojo. El examen puede ayudar a diagnosticar un desprendimiento de retina u otros trastornos del interior del globo ocular, cuando el ojo no está transparente y el oftalmólogo no puede utilizar el equipo rutinario para el examen.

La ecografía unidimensional o modo A mide el ojo antes de una cirugía de cataratas para determinar la potencia apropiada de la lente intraocular que debemos implantar en cada caso.

Significado de los resultados anormales

El examen puede mostrar:

  • Sangrado en el gel transparente que llena el globo ocular entre la retina y el cristalino (hemorragia vítrea)
  • Procesos malignos en la retina (retinoblastoma) o por debajo de la retina u otras partes del ojo (melanoma)
  • Tejido dañado (lesiones) en la cavidad ósea (órbita) que protege el ojo.
  • Cuerpos extraños intraoculares u orbitarios.
  • Separación de la retina de la parte posterior del ojo (desprendimiento de retina).
  • Procesos inflamatorios de los tejidos oculares y orbitarios.

¿Cuáles son los riesgos?

La exploración en si misma no tiene riesgos, y sólo hay que tener cierta precaución por la anestesia tópica aplicada para la misma.

El ojo anestesiado no se debe frotar hasta que haya pasado el efecto de la anestesia tópica (alrededor de 15 minutos), para evitar erosionar la córnea. Por lo demás, no existen otros riesgos.